LATINOAMÉRICA -A&E estrenará la serie sobre crímenes “Jóvenes sin Paz”

A&E pondrá al aire la serie documental de seis episodios “Jóvenes sin Paz” el próximo miércoles 24 de enero. La trama sigue a los investigadores Lise Olsen y Fred Page mientras reexaminan los asesinatos de once niñas adolescentes en Galveston en la década del ’70, cuyos crímenes fueron confesados en una carta por el actual recluso y convicto Edward Harold Bell. A través de su investigación y con testimonios de entrevistas grabadas en exclusivas con Bell, los investigadores empujan a la policía a reabrir el caso de dos de las víctimas.

“Jóvenes sin Paz” es producción de Cineflix Inc para A&E. Los productores ejecutivos de Cineflix son Charles Tremayne y Tom Fulford y los de A&E son Elaine Fontain Bryant, Devon Garaham Hammonds y Peter Trashis.

En cada episodio, de una hora de duración, la serie explorará las historias en profundidad de las 11 jóvenes para poder descubrir y establecer un vínculo con Bell. A través de dramatizaciones y un acceso a entrevistas con amigos, familiares y testigos, la serie intentará resolver el misterio de “las once” para tratar de encontrar justicia para estas jóvenes y sus familias.

A lo largo de la década de 1970, las ciudades de alrededor del condado de Galveston (Texas) fueron atormentadas por los brutales asesinatos de once adolescentes. La periodista de investigación Lise Olsen y Fred Page, detective de la policía de Texas retirado, profundizan en estos casos luego de descubrir la carta de confesión de Bell.  El convicto cumple una condena a cadena perpetua desde 1993 por el asesinato de Larry Dean Dickens en 1978 que no está relacionado a los abusos sexuales y asesinatos de las 11 jóvenes.

En su estremecedora confesión, Edward Harold Bell describe alguna de las muertes de las chicas con horribles y escalofriantes detalles y se refiere a muchas de las víctimas por sus nombres. Sin embargo, en las entrevistas exclusivas cara a cara, él niega la confesión escrita, demostrando que vincularlo con los asesinatos de hace 45 años será un desafío formidable.

Olsen y Paige deberán intentar juntar la mayor cantidad de evidencia que demuestre un vínculo definitivo entre el asesino convicto y las niñas, a las que él llama como “las once que fueron al cielo” antes de la audiencia de libertad bajo palabra que Bell tendrá en otoño y antes de que tenga la posibilidad salir de prisión.