Turner expande la producción de “Divina Comida” en Latinoamérica

A través del acuerdo de representación y producción que la compañía posee con ITV STUDIOS, Turner Latin America -la empresa de medios multiplataforma líder en la región perteneciente a WarnerMedia- anunció que se encuentra trabajando para expandir la producción del exitoso formato británico “Come Dine With Me” a Colombia, Perú y Uruguay.

Con más de cuarenta versiones en todo el mundo, en Latinoamérica actualmente se emiten con gran éxito las adaptaciones locales en Argentina y Chile. Bajo el nombre de “La Divina Comida” y producida por Kuarzo, en Chile ya lleva 5 temporadas al aire con más de 100 episodios emitidos, alcanzando en promedio a más de 2 millones de televidentes por capítulo y posicionándose como el programa con mayor aporte al rating de Chilevisión. Además, ocupa el primer lugar en los targets hogares y comercial (HM 25-64 ABC), y lidera la audiencia entre jóvenes de 18 a 24 años, hombres y mujeres de 25 a 34 años, y mujeres adultas de 35 a 64.

Por su parte, el reciente estreno en la Argentina tuvo también gran aceptación del público. En el día de su lanzamiento (13 de enero), el programa consiguió 9.4 puntos de rating y 43,7% de share promedio, liderando ampliamente la franja horaria. Además, bajo el hashtag #DivinaComida, el estreno encabezó la conversación en las redes sociales siendo Trending Topic en Argentina. Esta tendencia se mantuvo también a lo largo de toda la semana (*), manteniendo el tercer puesto en los rankings diarios y con promedios de rating de entre 9 y 10 puntos, y shares de audiencia de hasta 48,17%.

El programa consiste en que cada semana distintos famosos abren las puertas de sus casas para agasajar a los invitados con una cena. En el último encuentro, quien obtenga el mayor puntaje de sus compañeros se consagrará “El mejor anfitrión de la semana”. “La Divina Comida es un reality gastronómico que le permite al público conocer de cerca cómo viven muchos personajes públicos, ya sean actores, conductores, modelos, deportistas, etc. Creo que lo interesante del formato radica en mostrar la intimidad de ellos, pero no una intimidad impostada, sino conocer su faceta más cotidiana, en donde viven, cómo son sus cocinas, cuáles son las recetas que atesoran de sus abuelos, quién les enseñó a cocinar.  La cocina es el corazón de cada casa, y el noble acto de cocinar pensando en qué les gustará a los otros, tomarse ese tiempo para preparar algo con las propias manos, esforzarse por ser buenos anfitriones permite que la gente los conozca en otro rol y los sienta mucho más cerca.

“Mostramos anfitriones perfectamente imperfectos, como somos todos. A los latinos, culturalmente, nos gusta reunirnos con amigos, los encuentros alrededor de la mesa, recibir en casa y creo que el público siente una identificación muy grande con esto. Además, hay un condimento que no falla y son las charlas espontáneas que se generan entre personas que apenas se conocen y a medida que avanzan los programas se convierten en grandes confidentes.” Señaló Ricardo Pichetto, VP Content Production Turner Latin America.